abril 4, 2019

Desinfección

La desinfección es una técnica de saneamiento que tiene como finalidad la destrucción de los microorganismos patógenos, (bacterias, virus y hongos), en todos los ambientes en que puedan resultar nocivos, mediante la utilización de agentes fundamentalmente químicos.

Los problemas causados por los microorganismos hacen necesarias actuaciones más o menos drásticas para la preservación de la Salud Pública.

La desinfección es una medida recomendada en colegios, hospitales, industrias alimentarias, granjas, etc. …

cuya finalidad es la destrucción de gérmenes patógenos en aquellos ambientes que pueden generar un determinado riesgo.

Son muchas las sustancias químicas que destruyen las bacterias, los virus y los hongos; siendo los compuestos oxidantes clorados (lejías, hipocloritos, etc. …) los más utilizados en la desinfección de superficies por fregado.

 

Respecto a la desinfección ambiental, se utilizan métodos modernos, y su aplicación se realiza mediante la micro difusión aérea del compuesto desinfectante.

es imprescindible que la empresa  o el personal dedicado a las labores de limpieza esté también especializado  en la desinfección, con el objeto de reducir la tasa microbiana a unos niveles seguros. No obstante, cuando la tasa microbiana ambiental alcanza niveles críticos, es aconsejable realizar desinfecciones ambientales de choque al objeto de disminuir dicha tasa, y como medida de prevención de riesgos sanitarios.

 

La desinfección ambiental y total consiste en difundir en el local, un producto capaz de destruir microorganismos contaminantes. El desinfectante es emitido mediante un micro difusor que utiliza el aire como vehículo de transmisión.

Las principales ventajas de la desinfección ambiental son las siguientes:

-Reparto homogéneo del desinfectante, que alcanza todas las superficies en el local donde es aplicado.

-Elimina todos los microorganismos, incluso los más resistentes.

-Utilizamos una gran variedad de productos desinfectantes, de gran eficacia y versatilidad, y todos ellos están autorizados por el Ministerio de Sanidad y Consumo