abril 4, 2019

Tratamiento de serpientes y otros reptiles

El tratamiento de serpientes, es realizado mayoritariamente con el producto denominado “Snake-a-way” (además del “Mugal”, según los casos). Este producto es el más usado a nivel mundial como repelente de la mayoría de la serpientes encontradas en el mundo.

 

Su composición es a base de naftalina y sulfuro, lo cual, produce un efecto de barrera en el local a proteger, haciendo una franja en el perímetro de la estructura designada. Estos productos deben usarse exclusivamente para exteriores, ya que producen vapores, que resultan dañinos para la salud humana en exposición constante.

 

La naftalina siendo un producto que se vaporiza, produce un efecto nocivo al Organo Jacobson, olfatorio de las serpientes, afectando a su sistema sensorial. Las serpientes pierden el sentido del olor y sentido de la dirección, lo cual, hace que se retiren del área tratada.

 

El tratamiento debe realizarse cada tres meses, y se aplica con su correspondiente equipo de protección personal (E.P.I.)  y medidas de seguridad pertinentes, a fin de evitar cualquier riesgo para la salud de los Aplicadores.

 

El propósito de este tratamiento no es eliminar las serpientes, sino el de evitar que las mismas tengan acceso al perímetro designado para proteger.